Destacadas / Secundaria-Bachillerato / 27 febrero, 2019

Un profesorado cada vez más competente y cualificado

“El aprendizaje es un tesoro que sigue a su propietario durante toda su vida”. Decía Gustave Flaubert que “la vida debe ser una continua educación”. En este sentido, la profesora de Bachillerato-ESO Beatriz Valiente Barroso, acaba de defender su TFM (Trabajo Fin de Máster), en el marco de la Musicoterapia, bajo el título: “Ansiedad Escénica, Regulación Emocional y niveles de estrés en integrantes de coros. Un análisis correlacional sobre los factores emocionales asociados a la interpretación”, dentro del Máster Universitario en Interpretación e Investigación Musical (Investigación) desarrollado en la Universidad Internacional de Valencia (VIU).

Precisamente, hace unos días asistía al Congreso de los Diputados de Madrid a un acto conducido por Dña. Ana Pastor, en donde se presentaba su aportación a este campo en un capítulo de libro titulado “Musicoterapia, mujer y salud, ¿por qué?”

La música promueve el aprendizaje, la comunicación y la organización inter e intrapersonal, siendo empleada como recurso terapéutico y herramienta eficaz para la mejora de la calidad de vida de diversas dolencias y patologías, y, tiene amplias funciones pedagógicas en el desarrollo evolutivo del discente.

San Juan Bosco decía que “una casa sin música es como un cuerpo sin alma” y Franz Liszt que “la música es el corazón de la vida. Por ella habla el amor; sin ella no hay bien posible y con ella todo es hermoso”.






Publicación anterior
Nos encanta la moda.
Siguiente publicación
Carnaval colegial en Infantil-Primaria



Salesianos Santander






Más historias
Nos encanta la moda.
Como colofón al proyecto de la moda, los niños de cuatro años nos hemos convertido en auténticos diseñadores ya que cada...
UA-53177049-1